Planes alternativos para un invierno sin nieve

  

        ¡Nieva, nieva! ¡Mirad por la ventana! ¡Qué bonito!

        Carlos, deja el hielo del congelador en su sitio.

Que no. Que este invierno no cae ni un solo copo. ¿Será por el calentamiento global? ¿Será porque somos unos impacientes? Lo que sí que sabemos es que las abuelas de Benidorm arrasan en las playas cada mañana con sus baños.

Estamos viviendo un invierno caluroso con temperaturas primaverales (los pájaros ya no saben si volver a casa o migrar). Y es que 2015 ha sido el cuarto año más caluroso en la historia de España. Aquí viene un guiri y lo primero que piensa es en tomarse una sangría y despelotarse. Ay, con la ilusión que nos hace ver la nieve en Navidad… o en cualquier época del año, en realidad. ¡Nos encanta la nieve!

Seguro que tenías planes geniales como llevar a tus hijos a tocarla, tirarte en trineo, ir a esquiar, reservar una habitación de hotel en Amsterdam (¡allí tampoco ha nevado!), patinar sobre hielo, estrenar tu abrigo nuevo… Pero lo único que conseguirás será decepcionar a tus hijos, acabar con el trineo perdido por los arbustos, rallar tus esquís y sudar como un gorrino por el calor del abrigo.

ski

¡Que no panda el cúnico! A continuación te proponemos una divertida lista con planes alternativos para un invierno sin nieve:

  • Ponte una película rodada en paisajes nevados como  Everest, Perdidos en la nieve… o ¿Frozen?
  • Vete a pasear con tus hijos a La Sirena. “Mira hijo, acaricia esas gambas congeladas y nota la nieve que tienen por encima”
  • La más típica: mete la cabeza (o el cuerpo entero) en el congelador o en la nevera
  • Cómprate un pack de helados (¡aprovecha que en ésta época están más baratos!)

 

¿Todavía no te hemos inspirado? Pues quédate “helado” con los siguientes planes de Subasta de Ocio 😉

frozen
¡Toma nieve falsa!