¿Y si te toca el sorteo extraordinario del Niño?

¡Deja de soñar! Jaja, es broma. Nunca hay que perder la esperanza y menos en estas fechas del año, cuando la magia de la Navidad se apodera del mundo por un ratito. Vayamos al grano: la lotería del Niño está a la vuelta de la esquina. ¿Estás listo para pasar nervios? ¿Ya tienes tu décimo en mano? ¿Estará el azar de tu parte? Imagínate, por un momento, que tú eres el afortunado/a. Piénsalo (da saltos por la casa para meterte de lleno en el papel).

pasta1

Ahora, pregúntate: “¿qué haría yo si me tocara tanto dinero? ¿cambiarían mis propósitos de año nuevo?”

¡PUES CLARO QUE CAMBIARÍAN! ¿A quién queremos engañar? Seguramente escribirías una lista de cosas para hacer (traducido a “dónde gastarme la pasta”). Pero no todos somos iguales y existen muchas maneras de gestionar el pastizal.

pasta3

Lo primero que has de hacer cuando te toca un premio como este es fu-gar-te, escapar de la avalancha de interesados que te persiguen porque ahora eres rico. ¿Cómo? Desaparece del mapa con la capa de invisibilidad de Harry Potter (o hazte la cirugía plástica). No, mejor ponte la capa que es más realista.

Después, en tu intimidad y con calma (¡Dios mío, es que es mucha pasta!), planifica de manera racional dónde invertir el dinero. Si te quedaras en blanco, tranquilo que nosotros te proponemos varias opciones:

  • Apostarlo todo en Las Vegas (¡a lo loco!)
  • Irte una larga temporada de vacaciones a playas paradisíacas
  • Hacer donaciones benéficas como Angelina Jolie
  • Permitirte pequeños caprichos de ricos como un coche de lujo o un yate
  • Nadar en una piscina de monedas de oro y hacer el tiburón
  • Construir un parque de atracciones al estilo Michael Jackson
  • … o simplemente ahorrar

¡Alto ahí! Soñar es gratis, pero a veces, aunque no queramos, hay que poner los pies en la Tierra y volver a la cruda realidad (o no tan cruda). Por si acaso, te recomendamos ser precavido y conservar la hucha del cerdito con esos ahorrillos que todos vamos sumando poco a poco a base de mucho esfuerzo. ¡Cuídala bien! Si al final resulta que “El Gordo” no cae en tus manos, siempre tendrás el cerdito de apoyo.

pasta2

Desde Subasta de Ocio te deseamos un feliz 2016 y mucha suerte para el sorteo del Niño. ¡Ten los ojos bien abiertos! Nunca se sabe dónde puede caer… 😉

gif caballe.gif