Manual del Superviviente: Cena de Navidad con tus suegros

Se acerca la Navidad y se te acaba el tiempo. Tienes tantas cosas en la cabeza que se te había olvidado que aunque necesites estos días de vacaciones, estos vienen acompañados de una prueba que incluso a Katniss Everdeen de Los Juegos del Hambre le daría miedo afrontar.

katniss

Sí, te hablamos de la cena de Navidad con tus suegros. Esa batalla de miradas, sonrisas forzadas y comentarios puñaladas. Sabes que no puedes escapar de ella, hagas lo que hagas, se va a acabar celebrando. Así que deja de pedirles a los Reyes Magos y a Papá Noel que este año te puedas salvar porque ni ellos pueden evitarlo.

¡Pero que no panda el cúnico! A nosotros cuando se acerca la fecha nos pasa lo mismo y esto nos produce dislexia y estrés. Pero no te preocupes, te traemos algunos consejos para sobrevivir a la cena de Navidad con tus suegros.

tellmemore

 

  1.   ¡Qué feliz que soy y qué bonito es todo!

Dile a tu pareja que tienes muchísimas ganas de ver a sus padres estas Navidades y háblale sobre el tema a menudo. Si haces lo contrario y le dices que te da más pereza ver a sus padres que ir al gimnasio, lo único que conseguirás es que como castigo se encargue personalmente de alargar la cena con ellos.

fakesmile

  1.      ¿En tu casa o en la mía?

Un paso importante para sobrevivir a la cena de Navidad con tus suegros es que no sea en tu casa. Evitarás el estrés de tener que dejar la casa perfecta como si tus suegros vinieran a inspeccionarla y también la posibilidad de que la cena se alargue hasta la eternidad.

cleaning

  1.       Tranquilo, ya te sirvo yo…

Come muy ligero el día de la cena ¡Importantísimo! Si no quieres estar en la lista negra de tu suegra mejor que vayas con mucha hambre, sobre todo si has seguido correctamente el consejo 2.

  1.       Porque no puedes llevar el chándal que sino…

Para la cena lleva un pantalón ancho. ¡Alerta! Si decides no seguir este consejo, que está directamente relacionado con el 3, corres el riesgo de sufrir una indigestión.

fat

  1.  Casi como la niña del exorcista

Evita siempre que sea posible cualquier contacto con tu suegro. Con lo suertudo que eres, te tocará sentarte a su lado así que ten a mano el Thrombocid y  mantén girado el cuello toda la cena para evitar el contacto visual con él. De esta forma evitarás iniciar una conversación en la que sólo tú puedes salir perdiendo.

turninghead

  1.     Si aprecias tu vida… ¡Tose, insensato, tose!

Si en algún momento falla la técnica explicada en el consejo 5, ¡TEN CUIDADO! Podrías no sobrevivir a esta cena. En este caso puedes hacer ver que te atragantas* con la comida o,  en su caso si no está servida, con el agua, e ir corriendo al baño para volver a recuperar la postura anteriormente indicada.

*Se recomienda no repetir esta acción más de tres veces, pues podría resultar sospechoso.

coughing

  1.       ¿Quién es la más guapa? Ella no, pero que remedio

Lleva preparados un par de cumplidos para tu suegra. Esto te ayudará a que ella baje la guardia y será más fácil que improvisar en la misma cena con su cara delante. Pero ¡cuidado! No te pases con los cumplidos para no revelar tu estrategia.

wink

  1.    Sólo el escapista profesional sobrevive

Prepara tu coartada de escape. No puedes evitar la cena, pero si puedes programar una escapada. Lo único que tienes que hacer es comentar al inicio de la cena algo que después te sirva de excusa para irte a la hora que te venga bien.

Por ejemplo,  puedes comentar al inicio de la cena que esa noche tu tortuga ha salido a pasear sola por primera vez, de esta forma ya tendrías coartada y cuando quisieras irte solo tendrías que programar una alarma con el tono de tu teléfono y cuando suene decir que te han llamado desde el hospital porqué han atropellado a tu tortuga.

bye bye

Si sigues estos consejos saldrás ileso (o prácticamente ileso) de la cena Navideña con tus suegros. ¡Mucha suerte!

Y tú, ¿cómo sobrevives?