La Historia de la Subasta (para Dummies)

Nunca lo sabes todo, pequeño. Así que como esta empresa, Subasta de Ocio, va de subastas y de todo ese rollo de decidir el precio y darle poder al usuario,  queremos que quede claro cómo ha llegado a España. Seremos ese profesor abuelete que te dejaba dormido durante las clases de Historia: Imperio Romano, Guerra Civil… ¡Déjate de rollos, abuelo! Para historietas tengo Juego de Tronos. Aquí vamos:

  1. Dios creó el mundo

Pues sí, todo ese pelmazo de que Dios creó el mundo en una semana (¡vaya tío!) y de que después descansó como un campeón. Ahora bien, al mismo tiempo que creó al hombre le dijo: no comerás de esta manzana y podrás hacer subastas cuando te dé la gana. Un tío muy democrático, vaya.

  1. Los Babilonios subastando mujeres

Los babilonios fueron casi los reyes del mundo y la cuna de la cultura y bla bla bla. También fueron pioneros en la subastas y elegían a sus mujeres con este método. Nosotros no estuvimos allí para comprobarlo, pero lo dice la Wikipedia. De este hecho surgió el mandamiento siguiente: No subastarás mujeres, chaval, que estamos en el siglo XXI.

  1. Los franceses revolucionarios subastando arte (uhh, ¡qué revolución!)

Siempre te cuentan el cuento de que los franceses hicieron aquello de la Revolución Francesa, pero se dejan algo muy importante: crearon esa moda de subastar arte. Es decir, un cuadro hecho con los ojos cerrados y un ricachón que se deja la pasta en comprarlo. Lo hacían en las tabernas. Sí, ¡tabernas! (estos franceses son tan raros que no beben en una taberna, sino que compran arte).

  1. El Pequeño Holandés

Nos saltamos reyes muertos, guerras mundiales y llegamos a cómo llegaron las subastas a España. La cosa es fácil: un Pequeño Holandés dijo: ¿De verdad que en un país como España nadie ha pensado en subastar viajes, hoteles, cursos, sesiones de spa…? Así,  El Pequeño Holandés decidió pasar de irse a comer espeto en la Costa del Sol y derribó la dictadura de los que nos imponían los precios. En definitiva: creó Subasta de Ocio (este blog es de Subasta de Ocio, ¡claro que tenemos que nombrarlo!)

  1. La moda de las subastas

Viendo que El Pequeño Holandés tuvo tanto éxito y el modelo parece molón. Muchos otros se han sumado a la moda de las subastas. Subastar viajes o subastar un hotel es ahora en España casi lo mismo que decir: ¡Yo hago running! (Y no hacerlo, claro). Desde Subasta de Ocio les decimos lo mismo que se dice en muchos sitios: ¡Que empiece el Juego de Tron… (perdón) El Juego de Subastas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s