Un dia de Carnaval… ¡en Canarias!

¡Mec! Error. Un día de Carnaval no es cualquier día. Es el día. Incluso hay diferentes tipos de día de Carnaval. Está el día para la familia, el día para los amigos, el día para la borrachera del siglo o, uno de los clásicos, el día para ir de cacería y no comerte ni un rosco.

Pero, sea el día que sea, hay unos puntos en común que cualquier carnavalero en Canarias (y casi de cualquier Carnaval que se precie ya sea en Cádiz, Venecia, Río de Janeiro o cualquiera) ha vivido en las carnes de su disfraz. ¡Aquí van!

La previa

Es Carnaval, y lo sabes. Se te nota en esa media sonrisa que no se te quita ni cuando tomas café. Llevas un año preparándote psicológicamente: mandas ‘whatsapps’ a tus amigos desde hace un año diciendo “quedan 198 días para el Carnaval”; solo quieres dormir para que los días se pasen volando o has vuelto de tu Erasmus en Polonia solo para ir de carnavales, que para ver a tu familia ya está Semana Santa o cualquier fin de semana. Total, ¡estás de Erasmus! Escuchas murgas* a todas horas y afirmas con rotundidad que los carnavales de tu ciudad son los mejores del mundo. Y es que un día de Carnaval empieza desde los últimos carnavales, cuando seguramente juraste que no volverías.

El disfrazCarnevale_Gran_Canaria_2

¿Qué me pongo? ¿Qué hago? ¡Mamá! ¿Y mi disfraz de enchufe? Joder, me queda pequeño. Bueno, siempre queda la opción fácil. ¡Mamaaaaá! ¿Me prestas una camisa? ¿Y un sujetador? ¿Y unas mallas? ¿Y unas bragas? Una peluca y… ¡vualá! Disfraz hecho, campeón.

Tus diez minutos de gloria

Eres el rey de la fiesta. Llegas a las dos de la mañana a las calles en las que no cabe ni un alfiler (calle Castillo o calle San José) y das saludos a diestro y siniestro mientras le das sorbos a tu copa. Caravanas, carrozas y música, mucha música. Te abrazas con uno que va de pingüino, le tiras besos a las enfermeras de pelo en pecho y te partes de la risa con ese tío que se disfrazó de ‘comecocos’ persiguiendo a sus amigos. Si tienes suerte nadie se dará cuenta de que solamente te has disfrazado con la ropa de tu madre. La noche es tuya.

Tus cinco horas de perdición (y diversión)

Tus diez minutos de gloria han terminado. Los sorbos de tu copa en realidad era bebértelo todo a pulso y sin compasión. Empiezas a saltar sin parar, te dará igual si llueve o caen relámpagos y, lo mejor de todo, cantarás gritando mil veces: “¡Noooooo, no hay que lloraaaaar! ¡Que la vida es un carnavaaaaal!”. Durante ese tiempo, todo es posible.

Tu !joder, joder! ¿Dónde estoy?

Retomas tu conciencia de persona normal y haces la pregunta del millón: ¡joder, joder! ¿Dónde estoy? La gente empieza a irse. El pingüino ya no es lo que era, las enfermeras peludas están cansadas y el tío que iba de ‘comecocos’ se pregunta lo mismo que tú. A tu lado hay una persona disfrazada de pollo.

Tus churros con chocolate

Siete de la mañana. Te has hecho amigo del pollo y te ha convencido de que para reponer fuerzas no hay nada mejor que unos churros con chocolate. Hablas de política, filosofía y metafísica, y te das cuenta de que el pollo es una persona muy profunda. Tú siempre con tantos prejuicios y nunca aprendes que los disfraces engañan.

5b5f07819d

La previa. Segunda parte

Llegas al portal de tu casa. Tu vecino te mira extrañado. Piensas que es un aburrido porque él no ha ido de carnavales y ha preferido ir a correr ¡Ja! ¡Pobre iluso! “Yo empiezo a correr el próximo lunes”, te dices a ti mismo sabiendo que es mentira. Te acuestas en tu cama y juras que no volverás a ir de Carnaval. Y así termina un día de Carnaval en Canarias: cuando empieza el siguiente.

* Murga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s