La ciudad de los dioses te está esperando

¿Os imagináis paseando por las calles de de una ciudad que fue la cuna de la civilización occidental y el origen de la democracia? Sí, habéis acertado, estamos hablando de Atenas.
Y es que si hay algo que se respira en este sitio es historia, ya que es un museo al aire libre donde encontraréis restos arqueológicos allá por donde vayáis.

Sin duda, el monumento más importante es la Acrópolis, la cual está ubicada a 156 metros sobre el nivel del mar, y por ello es posible divisarla desde cualquier parte de la ciudad. Es un sitio al que estás obligado a subir por mucho que te pesen las cuestas.
Dentro de ella no puedes perderte monumentos como el Partenón, el templo de Atenea o Erecteion y sus Cariátides.
A pesar de que con el paso de los siglos la Acrópolis ha sido destrozada y saqueada en diversas ocasiones, sigue quedando su esencia, y con una buena dosis de imaginación, podrá transportarse hasta la época de máximo esplendor de la antigua Grecia.

Es una ciudad rica en yacimientos arqueológicos, que abarcan desde la época arcaica de Grecia hasta la dominación romana, y es por ello que no debes perderte sitios como  por ejemplo el Templo de Zeus Olímpico, Teatro de Dioniso, Odeón de Herodes, la Biblioteca de Adriano o el Museo Arqueológico Nacional,  que está  considerado uno de los grandes museos del mundo y contiene la más rica colección de artefactos de Grecia en todo el mundo.

Si eres un aficionado del deporte, no puedes dejar de visitar el Estado Panatenaico, lugar en el que se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de nuestra era, en 1896. Fue construido en mármol blanco entre 1869 y 1870.

Pero si lo que quieres es saborear Atenas, te recomendamos que vayas a comerte un suvláki o gyros, a beberte un café griego o a probar el mítico yogurt. La zona más típica y tradicional para hacer todo esto es Plaka, pero puede que te encuentres precios no compatibles con tu bolsillo; por lo tanto será mejor que te pases por la zona de Psiri, donde podrás comer los platos típicos de la ciudad a precios menos desorbitados.

Después de todo esto, tenemos un plan para ti cuando las horas de luz estén llegando a su fin. Y es que Zeus te castigará si te vas de aquí sin ver el atardecer desde el Monte Likavitos, donde las vistas y la puesta de sol son sencillamente preciosas.

¿Te hemos convencido? Desde SubastadeOcio os animamos a levantar el culo del sofá para poneros en la mesa a hacer cuentas y números mientras planeáis vuestro próximo viaje.

¡Si quieres, puedes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s